Los envases de distribución son tarrinas de corcho para conservar la máxima calidad del producto. El tamaño puede ser de medio litro y de un litro.